Autobombo Online

Sí señor! Sí señora! Sí niño o niña, estimado visitante de otro universo!

Si usted ha colocado “buttonpol” en alguna búsqueda, y apostaría mi hígado derecho a que sí lo hizo (y coloco “usted” en lugar de colocar “Usted” porque colocar “Usted”, sépalo, es una falta ortográfica y, por lo tanto una falta de respeto (podría no colocar “usted” ni “Usted” siendo un predicado con sujeto omitido o sujeto gramatical)), lo ha logrado. Ha sido la persona/alienígena número dos o tres (a menos que se haya demorado algunos años, volviendo a tener en cuenta a nuestros amiguitos verdes) que recibe como respuesta este, mi blog (no entremos en detalles de que, en realidad lo que recibió como respuesta fueron muchos links que le hacen referencia, ya que sería entrar en detalles).

No pueden imaginarse mi alegría. Aunque, razonando un poco, tampoco pueden imaginarse mi cara cuando logro morderme una oreja. Es que luego de x=(28 de noviembre – 23 marzo), ha aparecido ante mí la presencia de mis textos electrónicos ante una simple búsqueda. No es poca cosa (mi blog, claro). Consideren por un momento la posibilidad de que el resultado de su propia vida, su herencia, su imagen y semejanza sea observada, palpada y degustada por desconocidos (a propósito, ¿sabe usted dónde está su hija?). Salvando las distancias (usted allí, yo aquí… ¿y su hija? ¿eh?), la analogía es válida. Sino, bueno, no es válida.

Así es que, continuando con la primer y única condición y objetivo, seguiré en la búsqueda de la respuesta al porqué de la situación que ha dado lugar a esta nueva intervención de mi parte. Entretanto, continúe usted leyendo, no sea tímido. También recomiende este blog, no sea asqueroso. Quizás encuentre alguna pista que lo ayude a resolver ese misterio insondable, retirar la telaraña de la duda que oculta esa verdad temida que se encuentra tras la pregunta principal: ¿Dónde está su hija?

BP

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 2.5/5 (4 votes cast)
Autobombo Online, 2.5 out of 5 based on 4 ratings

Leave a Reply