Carta a un gato – catarsis algo belicosa

Mi carta comienza así: “Gato mugriento, ojalá te fractures una pata.”

No estoy seguro si es un buen comienzo para una carta intimidatoria, pero considero que sería bastante entendible. La primer versión de la carta era “Gato mugriento, ojalá te atropelle una vaca muda con diarrea“. No conozco las razones por las que había elegido una vaca para atropellarlo, pero sí sé que difícilmente una vaca pueda atropellar a un gato si está mugiendo todo el tiempo. De ahí su característica poco comunicativa (el factor sorpresa es indispensable). Creo que la última característica no precisa explicación.

Los gatos son una porquería, salvo Garfield y el gato Tom, aunque si fueran personas serían una porquería y los odiaría a muerte también. Pero me caen bien porque tienen personalidad, no como el gato félix, gato flojo. Un idiota ese gato.

En definitva, el punto es que hace meses me visitaban unos gatos a mi casa… no, no me refiero a que yo traía gatos a mi casa ya que eso, como decía Conan “El bárbaro” mientras estaba sentado en el trono mirando feo, que más parecía que estaba sentado en “el trono” y que estaba estreñido, el decía, “esa es otra historia”. En realidad era una voz en off porque él estaba calladito, a menos que fuera ventrílocuo, como el que tiene a Ajmed, el terrorista muerto. Pero no creo, porque a Conan, en esa escena, no mostraba ningún muñequito. En definitiva, y no es por repetirme, no, no es por repetirme, el punto es que hace meses me visitaban unos gatos y los muy Gatos se metían en mi casa por las ventanas. ¡Gatos mugrientos! Entraban a mi casa a las 3 de la mañana y rompían cosas,  ***aban y **aban donde querían, ¡SE SUBIAN A MI CAMA MIENTRAS YO DORMIA!.

Todo esto fue lo que me llevó a buscar soluciones de tipo ofensivo. Estuve un mes buscando en mi videoteca de Chuck Norris, esperando el momento en que su mirada se cruzara con la mía y viera solo por un instante la iluminación divina. Sé que fue muy arriesgado, todos saben que si miras fijo a Chuck Norris por más de 1 segundo, probablemente sea lo último que veas en tu vida.

Mi primer idea fue invocar tres veces al dios todopoderoso que causó el Big Bang con una patada voladora, pero temí que cuando se materializara y comenzara a distribuir su furia, no pararía hasta acabar con el millón y medio de personas de la ciudad. Incluso había pensado en ofrecerle una dote de 500 vírgenes para intentar convencerlo de que solamente acabara con los felinos, pero desistí al ver que cómo reía a carcajadas todo aquel que escuchaba mi idea. Incluso se abrió un sitio en internet para apostar cuántas vírgenes conseguía en un lapso de 30 días; los más osados apostaron a la cantidad de 2, pero bajo condición que no fuera necesario que mantuvieran esa condición al llegar la fecha límite.

Por tanto, me decidí por la acción bélica. Planearía todo, hasta un planeador por las dudas. Pondría trampas, señuelos, electrificaría caminos alternos para que solamente entraran por donde yo quiero. Los gatos son una porquería, no me canso de decirlo, pero luego que termine todo, los gatos lo pensarán dos veces antes de volver a mi casa.

De momento volveré a mi carta, ya que calculo que mi plan estará pronto para dentro de 3 meses, necesito muchos materiales. De todos modos tengo el plan B y duermo con mi rifle de aire comprimido siempre cargado al lado de mi cama. Los gatos ya se enteraron en carne propia de ésto y creo que ya están organizándose. He visto a alguno con una especie de chaleco y con franjas negras pintadas en el rostro. Esto es una guerra declarada. Las cosas se van a poner calientes…

Acabo de borrar el comienzo de mi carta. Vuelve a decir:”Gato mugriento, ojalá te atropelle una vaca muda con diarrea“. Sin duda transmite más efectivamente el mensaje.

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 2.9/5 (7 votes cast)
Carta a un gato - catarsis algo belicosa, 2.9 out of 5 based on 7 ratings

8 Responses to “Carta a un gato – catarsis algo belicosa”

  1. buttonpol says:

    Debo decir que algunos gatos reales sí me caen bien: los “Bonsai Kitten”. Voy a pedir que me envíen un par a mi casa.
    Los pueden ver y adquirir en http://www.shorty.com/bonsaikitten/index.html

    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: 0 (from 0 votes)
  2. carlanco says:

    si, yo tengo dos de esos porque me gustan los gatos, uno tuve que devolverlo porque estaba defectuoso, despues de crecer demasiado puede explotarle la cabeza.
    hay otros que podes darle un inyectable intravenoso y brillan en la oscuridad.
    son gatos muy felices porque tienen todo, viven comodos.

    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: 0 (from 0 votes)
  3. Javier says:

    Pol, modifica el css en las líneas 148 y 144 y donde dice #ffffff poné #0092D7.

    Ah! Te tiraste contra los gatos, sos boleta, le voy a pedir un LSD a Félix y te lo vamos a poner en el vaso de agua donde dejás los dientes postizos, así cuando te los pongas, alucinás y te tirás en tus propias trampas…. muhahahaha!

    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: 0 (from 0 votes)
  4. buttonpol says:

    Listo, quedó más mejor.
    Bo ¿ me tenés que apagar el servidor en protesta? ¿Quién te crees que sos? ¿Solo por el hecho de que no te pago nada por el hosting te pensas que tenés algún derecho de hacer eso?

    Y siguiendo con la sugerencia de planchatron, me gusta esa idea, conseguiría un par de esos gatitos modificados si pudiera combinarlos con la técnica de Bonsai kitten. Podría hacer negocios si los vendiera como colgantes para espejos retrovisores de autos o caravanas luminosas para chica, o llaveros, o yo-yo’s o etc. etc. …
    Hay todo un mercado para explotar.
    ¡Es una mina de oro!

    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: 0 (from 0 votes)
  5. carlanco says:

    primer post que va en serio de carlanco:
    bajate el firebug

    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: 0 (from 0 votes)
  6. carlanco says:

    ahora si, sigo con la pabada:
    algo tiene que funcionar, el negocio de los gatos modificados genticamente, o volver a amaestrar monos para las minas de carbón

    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: 0 (from 0 votes)
  7. buttonpol says:

    Carlanco, sos mi posteador número uno!
    Ya tengo firebug, ¿a qué viene eso?
    Que yo rompa todo el tiempo el blog no tiene que ver con firebug, sino que soy un menso.
    ¿Y para las minas de carbón no están los niños de 5 a 9 años o los ancianos encorvados?
    Un gatito modificado para usar de cenicero, o de felpudo o de pantufla…

    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: 0 (from 0 votes)

Leave a Reply